Instalaciones

Horno de los Gordillos

El horno Gordillo reproduce distintos estadios de la elaboración de la cal.

Por un lado, el interior del vaso reproduce el inicio del proceso, con la preparación del poyo como base para construir la bóveda, a partir de piedras calizas colocadas estratégicamente.

Si accedemos al horno por el pecho nos encontramos la pareilla finalizada para el comienzo de la cochura. Se trata de un muro de piedra y barro, donde se coloca la puerta terriza o boca del horno para introducir la leña. Cada una de las piedras que componen esta puerta recibe una denominación distinta: correderas, piedra horizontal inferior, caminales, piedras verticales encima de las correderas y cobija o dintel. A ras del suelo, se coloca otro hueco para la entrada de aire y extraer la ceniza. El pecho de suelo terrizo se utilizaba para colocar las materias primas necesarias para la cochura. Pero, cuando el horno no estaba funcionando se usaba como vivienda de temporeros, beneficiándose, en invierno, del calor que desprendía tras la cochura.

Por otra parte, la techumbre colocada en la parte superior del vaso, alude al fin del proceso, cuando se termina la cochura y se protege la piedra cocida del sol o la lluvia.